TAD – Mesa de Transición de Artistas

Dedicarse a la danza requiere largos periodos de entrenamiento para tener una vida profesional relativamente corta, comparada con otros sectores. ¿Qué pasa una vez se dejan los escenarios? La transición hacia nuevos empleos suele ser un camino difícil y confuso, porque ni estos profesionales tienen suficiente información sobre sus opciones, ni el sistema está pensado para reconocer su dedicación ni ofrecer recursos para facilitarles el cambio.

Conscientes de esta realidad, diferentes profesionales de la danza crearon la plataforma Mesa de Transición de Artistas de la Danza (TAD) en 2014, con la voluntad de mejorar las situaciones en las que se encuentran estos durante su carrera. Su misión era la de procurar por los artistas de la danza en sus diferentes etapas profesionales: la formativa, la del desarrollo profesional y sobre todo la de transición de los escenarios a otro trabajo, profesión y modo de vida.

La TAD ponía el foco en concienciar a los bailarines/as desde jóvenes así como su entorno familiar, para poder redirigir, si es necesario, las limitaciones que puedan surgir durante su carrera y aprovechar la experiencia y conocimiento para reforzar las etapas posteriores y reorientarse o reciclarse.

La TAD estableció los siguientes objetivos:

  • Que se valore el colectivo profesional, reconociendo y valorando de manera individual y colectiva las aptitudes y habilidades del sector.
  • Que el bailarín/a y su entorno tome conciencia desde el periodo de formación de las características que tiene la carrera, la profesión y sus salidas profesionales dentro y fuera del país, así como estudiar y promover el desarrollo de otras habilidades alrededor del mismo ámbito y en otros no relacionados.
  • Que el colectivo disponga de un servicio especializado que vele por sus necesidades específicas.
  • Encarar la transición de los profesionales de la danza y ayudarles en el proceso para hacer frente al reto del cambio.
  • Dar a conocer y hacer valorar a nivel social las aptitudes y habilidades de los bailarines/as para otras tareas en el mundo laboral más allá de la danza. Para así aquellos que quieran/necesiten hacer una transición profesional y personal puedan continuar ejecutando otras competencias profesionales o prepararse para cambiar de ámbito a partir de las habilidades y fortalezas obtenidas durante su período como bailarín.

Y mostrando una especial atención a:

  • Programas de inserción laboral según las especificidades del colectivo.
  • Ofertas laborales públicas y privadas relacionadas con el mundo de las artes escénicas.
  • Ayudas para la formación o reconversión o ampliación profesionales cedidas o ofrecidas por las instituciones educativas.

Después de un par de años de trabajo y estudio, la plataforma detuvo su actividad tras presentar un trabajo resumen dibujando e imaginando como podría ser un Servicio ideal que afrontara el reto de las transiciones profesionales.

En 2021 queremos volver a activar la mesa y es por este motivo que invitamos a todos nuestros asociados a formar parte de ella. Como novedad queremos activarla y compartir camino con los Profesionales del Circo, con quien ya habíamos establecido puentes teniendo en cuenta las similitudes en la carrera profesional.