Actualidad

La APdC aumenta a 5 ayudas la 3a edición de ‘Carretera i Dansa’

09/12/2020

A raíz de la calidad de los proyectos presentados, la Associació de Professionals de la Dansa de Catalunya ha decidido ofrecer una ayuda más que en ediciones anteriores y ampliar la cuantía de la convocatoria

La APdC ha entregado 5 ayudas en la tercera edición de Carretera i Dansa: Ayudas a proyectos de danza aplicada. A raíz de la alta calidad de los proyectos presentados durante el mes de noviembre, la Associació ha decidido añadir una beca más y ampliar la cuantía de la convocatoria que reconoce los proyectos que utilicen la danza como medio de intervención comunitaria, educativa o de salud.

El objetivo de Carretera i Dansa: Ayudas a proyectos de danza aplicada es ayudar en el desarrollo de proyectos de socios y socias que se lleven a cabo en Catalunya, con una aportación de 2.000€ (impuestos incluidos) por proyecto. Esta ayuda no puede suponer, en ningún caso, más del 75% del presupuesto total de los proyectos.

Estas son les propuestas seleccionadas, que la comisión formada por Viviane Calvitti, Mariona Castells y Montserrat Iranzo (con Cèsar Compte como secretario sin voto) ha elegido de entre 29 proyectos recibidos.

Quim Vilagran con el proyecto “15m2, Festival Internacional de Microdansa”

15m2 es un Festival Internacional de Microdansa Itinerante que realizará su primera edición en Santa Coloma de Farners (La Selva, Girona) sobre la obra del pintor Josep Beulas el verano de 2021. 15 m2 reflexiona sobre el arte, la cultura y la sociedad contemporánea. Un festival itinerante de creación escénica en torno a un eje temático que pone en valor el territorio y los ámbitos del conocimiento. El eje transversal del festival es el cuerpo y el movimiento con la voluntad de vincular la creación escénica con el tejido cultural del territorio. Un festival de pequeño formato que se realiza en espacios no convencionales asociados a una temática y una localidad concreta.

Bea Langa con el proyecto “La uZidanZa: la dansa com a intervenció en una UCI-neonatal”

El proyecto de Bea Langa es una experiencia pionera en nuestro país. La uZidanZa: la dansa com a intervenció en una UCI-neonatal nace de la necesidad de trabajar el estrés agudo que pueden llegar a sufrir los padres, madres y cuidadores / as de bebés prematuros. En colaboración con el Servicio de Neonatología del Hospital Clínic-Maternitat de Barcelona, ​​el proyecto busca utilizar la danza como intervención creativa en esta atención perinatal, una iniciativa que se ha hecho previamente con la música pero que no tiene antecedentes registrados en el ámbito de la danza.

Laia Molins con el proyecto “Ritme i Compromís”

Ritme i Compromís es un proyecto de transformación social que utiliza el ritmo, el movimiento y el claqué, como herramientas para mejorar la calidad de vida de personas en riesgo de exclusión social. Actualmente se centra en tres colectivos: personas mayores, reclusos / as de los centros penitenciarios y centros de menores, facilitando espacios de relación, procesos de inclusión y de transformación personal. La actividad concreta para la que han ganado la beca es un taller comunitario al único centro de menores de chicas víctimas de tráfico de Catalunya.

Sandra Jurado con el proyecto “Vintiquatreset”

Vintiquatreset es un proyecto de creación artística colaborativa para jóvenes a través de las danzas urbanas. Se trata de generar un proceso colectivo en el que jóvenes que han tenido alguna experiencia previa con las danzas urbanas, reflexionen sobre cómo han vivido y cómo están viviendo la actual crisis sanitaria. Durante esta pandemia se ha transmitido un discurso estigmatizador en los medios de comunicación hacia la población joven acusándola de irresponsable, poco consciente y culpable de la transmisión del virus. Pero, que piensan ellas? ¿Qué nos tienen que decir? Se sienten interpeladas con este discurso?

M. Pilar Sanz, Adrián Hernández y Míriam Valero con el proyecto “SocializART”

SocializART quiere llevar la danza urbana a colegios e institutos de barrios y zonas humildes de Reus (Tarragona) con el alma de conectar con niños y adolescentes que tienen pocos recursos y que muchas veces necesitan un referente. Los creadores del proyecto están convencidos de que a través de la música y movimientos actuales pueden influir positivamente en su conducta y su manera de empatizar con el mundo y relacionarse. Además de trabajar con ellos, uno de los objetivos finales es que hagan un intercambio durante el curso y que se relacionen con jóvenes bailarines de la CIA SMOVE, promoviendo valores como la empatía, la solidaridad, la inclusión social, la igualdad de género , la tolerancia, el acercamiento cultural y el respeto.